Suelen decir quienes defienden el circo con animales, que éstos son los verdaderos artistas del espectáculo. Pues bien, el día 6 de Diciembre del 2013, una de estos “artistas” casi se come a otro. Se trató de Victoria, una de las tigresas del Circo Gottani, instalado en Aluche (Madrid) del 6 al 15 de Diciembre.

Victoria, poco antes de acabar el número, decidió desobedecer y atacar a su domador, Denny Gottani (uno de los directores del Circo Gottani). Cuando éste le dio la orden de salir de la pista Victoria no sólo se negó, sino que, además, le propinó varios zarpazos y le mordió en la parte lateral del cuello y la nuca.

«El domador estaba presentando a los cuatro tigres; tres de ellos jugaban bien, pero el que le mordió estaba muy quieto. Cuando se iban, este último se quedó y el hombre le dijo que tenía que salir, pero no hizo caso», relata una de las espectadoras que presenció la agresión en directo.

Según describe esta testigo, Denny cogió un trozo de carne para ver si así conseguía que la “fiera” le hiciera caso, pero ésta «se enfadó y le atacó». «Se subió encima suya y empezó a morderle. Los otros entraron y pegaron al animal y echaron humo para que los pequeños no viesen lo ocurrido», añade.

ataquetigreencircoGottaniDe hecho, mientras los efectivos del Summa atendían al domador junto a la pista, el espectáculo no se interrumpió y los números pendientes siguieron sucediéndose hasta el final. Como el domador, herido, abandonó la pista por su propio pie, muchos de los asistentes pensaron que la agresión de la tigresa era parte del montaje y no fueron conscientes de la gravedad de lo ocurrido hasta que lo vieron publicado en las noticias.

Aunque la noticia publicada en el periódico “el Mundo”, el 7 de Diciembre del 2013, afirmaba que Victoria sería sacrificada, en las declaraciones de Denny publicadas en la web del Circo Gottani, Denny negaba haber tomado esta determinación.  Victoria fue puesta en manos de las «autoridades», y una fuente autorizada explicó que, una vez pasara una cuarentena, ésta sería examinada y, de persistir su agresividad, podría ser sacrificada «obligatoriamente». Condenada por el circo, y por todas las personas que con su dinero y asistencia mantienen el cautiverio, podría haber pagado con la vida su lucha y su rebelión.

A pesar de que varios individuos y organizaciones se movilizaron para interesarse por la situación y el destino de la tigresa, una vez diluida la noticia, se perdió el rastro de su paradero. Eso sí, su rebelión consiguió producir un cambio en la gestión del circo. El 18 de diciembre de 2014, el Circo Gottani anunció en su página web que dejaría de utilizar tigres en sus espectáculos. Y así fue durante un año hasta que, a finales de 2015, cuando ya la noticia había quedado en el olvido y sin mayor explicación, los tigres de bengala volvieron a formar parte del cartel. Los responsables del Gottani se han negado en repetidas ocasiones a aclararnos si son los mismos, si entre ellos se encuentra Victoria o no, o qué les ha sucedido durante este tiempo. Tampoco las autoridades parecen llevar ningún registro sobre los movimientos de “animales exóticos” dentro del Estado español.

Así pues, no sabemos qué ha sido de Victoria ni del resto de sus compañeras. Pueden haber sido vendidas o cedidas a otros circos, zoos o coleccionistas particulares; o pueden ser las mismas que a día de hoy vuelven a vivir hacinadas en los camiones del Gottani. Lo que sí sabemos es que su acción ha supuesto un paso adelante  en el camino hacia el fin del circo con animales.

Fuentes:

El Mundo “La fiera se subió encima del domador y empezó a mordele”: http://www.elmundo.es/madrid/2013/12/07/52a25cfe61fd3de26f8b4592.html

El Mundo “El circo Gottani no sacrificará a la tigresa”: http://www.elmundo.es/madrid/2013/12/11/52a8239d61fd3d74778b457e.html

Comunicado Denny Gottani

Agencia EFE

Anuncios