El principio de esta historia es un poco confuso. En abril de 2013, varios medios publicaron por primera vez que había un toro de 400 Kg. viviendo “en libertad” en el Vallés Oriental. El toro se había escapado, supuestamente en el mes de febrero, de una granja de Tiana (Maresme) junto a varias vacas. Las vacas habían sido capturadas casi inmediatamente, pero él había conseguido burlar al granjero y a las autoridades durante meses. Finalmente, el 26 de mayo lograron atraparlo. El toro había atravesado la sierra de Conrería y se había refugiado en en el bosque de Vinyes Velles de Montornès del Vallès. No conocemos su nombre de esclavo, pero aquí no termina su historia como individuo libre.

Salvaje

Pocos días después de su captura, el toro y cinco vacas volvieron a escapar de la granja. Tres de ellas fueron atrapadas enseguida, y otras dos vivieron una aventura algo más larga, cuyo desenlace desconocemos. Lo que sí sabemos es que, a pesar de todas las búsquedas y redadas, el toro ha conseguido permanecer en el bosque durante casi 5 meses. Sin hacer daño a nadie, sin necesidad de la ayuda humana para sobrevivir, este valiente ha demostrado que los de su especie también quieren y también pueden ser libres.

Tristemente, a principios de octubre, un equipo formado por 15 agentes rurales y 2 cazadores consiguió reducirlo con dardos tranquilizantes y volver a hacerle cautivo.

Capturado

Según la prensa, el toro no volverá a la granja de la que escapó, sino que ha sido trasladado a unas instalaciones de la Generalitat. A falta de saber la finalidad de este traslado, esperamos que esté donde esté pueda volver a encontrar su camino a la libertad.

Anuncios