Chucky, un caimán de media tonelada de peso, que había pasado los últimos quince años en el Alabama Gulf Coast Zoo (Estados Unidos), no desaprovechó la oportunidad de escapar cuando, tras el paso del huracán Iván, las cercas del estanque donde estaba recluido quedaron destruidas.

Pero Chucky no fue el único caimán que se escapó al paso del huracán. Otros ocho reptiles también lo hicieron, pero casi todos fueron encontrados por cazadores especialistas en la captura de animales que tomaron la determinación de dispararles.

Imagen Imagen

El Equipo de Recuperación de cocodrilo de Gatorland, fue contratado para localizar Chucky.

Cuando éste finalmente apareció hicieron falta más de 25 agentes para poder capturarle.

Tim Williams, quien dirigía el equipo que trajo la libertad de Chucky a su fin, le ató una soga al cuello mientras el resto del equipo trataba de inmovilizarle con una cuerda y un rollo de cinta aislante negro.

Tras resistirse y luchar por su libertad durante tres horas, finalmente Chucky fue capturado la noche del martes e ingresado de nuevo en el zoológico el miércoles día 22-09-2004, tras 5 días fugado.

Imagen

Ahora Chucky es una de las exposiciones más populares del zoo.

Fuentes:

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/misc/newsid_3668000/3668924.stm (14:24h. 22Sep2013)

http://www.absurddiari.com/s/llegir.php?llegir=llegir&ref=5249 (14:25h. 22Sep2013)

Europa Press

CNN

Anuncios